Consejos para viajar a Cuba

IMPORTANTÍSIMO: EN CUBA HAY DOS MONEDAS OFICIALES.

CUC o peso convertible: esta es la moneda para turistas. Los CUC tienen “valor” fuera de Cuba, y por tanto, se pueden cambiar en bancos extranjeros. Además del valor, en los billetes viene escrita la palabra “convertible”, y sus diseños (tanto en monedas como en billetes) están compuestos por monumentos de la isla.


Esto son CUC. La calidad de las fotos deja bastante que desear, lo sé. Pero bueno, se aprecia que son monumentos, ¿verdad?

MN (moneda nacional) o peso cubano: es la moneda que utilizan los locales. No tiene valor fuera de Cuba, y por tanto, no te la cambian en los bancos de fuera de la isla. (Traducción, gasta todos los pesos cubanos que tengas antes de subirte al avión :P). Los diseños de monedas y billetes llevan retratos de personajes históricos de Cuba.

Esto son MN. La moneda y el billete del Ché equivalen a lo mismo; unos 0,15 euros. Puede que os la intenten vender como souvenir, diciendo que ya apenas quedan en circulación, por algo así como 5 CUC (casi 34 veces su valor real). No caigáis, porque hay muchas y en algún momento caerá una en vuestras manos. Seguro. 

1 CUC equivale más o menos (muy más o menos, pero es para hacerlo sencillo) a 1 €/1 USD. El valor del € y el USD varían constantemente, así como el del CUC, pero para no complicarse, si vas a pagar en moneda extranjera normalmente te lo redondean a 1 y listos.

1 CUC también equivale a 25 MN. Aunque en las Cadecas (que así se llaman las casas de cambio de divisa en Cuba) y bancos normalmente te dan 23 o 24 MN por cada CUC. Por aquello de los intereses y tal. Si vas a pagar en la tienda directamente con CUC algo que está valorado en MN, te harán la conversión de 1 CUC = 20-22 MN. Barriendo para casa, como es lógico.

1 CUC = 1 € = 1 USD = 24 MN.

1 MN = 0,05 € / 0,05 USD = 0,05 CUC. 

Esto es muy a tener en cuenta, para que no os las den con patatas según os bajéis del avión. Recordad, los CUC (la moneda cara) tiene dibujos de monumentos, y el MN (la moneda barata) retratos del Ché etcétera. 

CONSEJO: llevar lo que se estime que se va a necesitar en efectivo. Hay ATMs (cajeros automáticos) por toda la isla, pero cargan en torno a un 13% de comisión por cada operación. Si la tarjeta de débito/crédito es estadounidense, cargan un 10% adicional. Al menos en 2016 así era. Ahora que han abierto la frontera, no estoy segura de cómo será.

Dónde cambiar tu dinero:

Según desembarcas en La Habana, vas a aparecer en la planta baja del aeropuerto. En la casa de cambio seguramente habrá mucha gente haciendo cola, pero si subes a la planta de arriba, verás que está casi vacía. Lo ideal es cambiar algo de dinero para poder pasar los días que vayas a estar en La Habana.

Tanto en los bancos como en las Cadecas de La Habana, hay unas colas de espanto, por lo que si no vais a pasar muchos días ahí, es mejor esperar a salir de la ciudad para cambiar el dinero. Los únicos puntos en los que encontramos este problema fueron La Habana, Trinidad, Cienfuegos y Viñales.

También es recomendable cambiar algunos CUC por MN desde el principio, para poder pagar el autobús, etcétera.

No se puede cambiar de € a MN directamente; primero hay que cambiar de € a CUC, y después de CUC a MN.

Cómo ir del Aeropuerto Internacional de La Habana al centro en autobús:

Empecemos desde el principio: por cómo llegar al centro desde el aeropuerto, sin tener que pagar la desorbitada carrera de un taxi. Por dos razones: la primera, vas a pagar entre 25 y 40 CUC (aceptan al mismo precios euros y dólares también) por un trayecto que puedes hacer en autobús por menos de 2 peso cubano por persona (es decir, 10 céntimos de euro). La segunda, aunque suene loco, es probable que el taxi no te lleve a tu destino. Aunque esto pase muy pocas veces, creo.

Profundizo en esto último; para no crear alarma social. No es que te secuestren ni nada de eso, no he oído de ningún caso al menos. Simplemente, puede que te “engañe” para llevarte a un alojamiento que a él le interese más. El taxista, muy amable, te pregunta si es tu primera vez en Cuba, y si le dices que sí, cuando le des la dirección de la casa en la que te vas a quedar, te dará miles de razones para cambiar de idea. Que ese hostal ya no está en funcionamiento, que la zona en la que se encuentra la casa es peligrosa, etcétera. Si al final te convence, te llevará a casa de algún colega suyo que le dará comisión por la “pesca”.

Lo mejor (y más divertido, dónde va a parar) es moverte con los locales; en autobús. Es muy sencillo, aunque nos costó dios y ayuda encontrar la información antes de ir. Por eso creemos que este es el mejor consejo que podemos dar a cualquiera que vaya a Cuba, y quiera guardarse los euros para cosas mejores que viajes innecesarios en taxis.

Este gráfico parece una m***, pero tiene toda la información necesaria. Gracias google, de nuevo. 
PASO A PASO: del aeropuerto al centro

Hay que salir del aeropuerto girando a la derecha, y cruzando un pequeño parking, hasta la carretera. En el parking habrá cientos de taxis (oficiales y piratas) que os ofrecerán llevaros al centro por algo así como 25-30 CUC. “Gracias, pero no”.

Una vez en la carretera (serán como 100 metros) giráis a la derecha, y echáis a andar por el arcén hasta que pase el autobús que recoge a los trabajadores del aeropuerto. O también podéis esperar a este mismo autobús en alguna de las paradas que encontréis por el camino.

Si preguntáis en el mismo aeropuerto por este autobús, os dirán que no existe. Que no hay línea. Pero, que queréis que os diga, es MENTIRA. Pasa cada poco tiempo, y cuesta 1 peso cubano. De hecho, nosotros no llevábamos cambio, y el conductor nos dejó subir sin pagar, porque no tenía vueltas para darnos.

El autobús de los trabajadores va hasta la avenida Boyeros (la línea amarilla de la derecha en el súper plano googlemaps), que es de dónde salen los autobuses para el centro.

Otra opción es pedir a un taxista que os acerque hasta la avenida Boyeros. Nosotros lo hicimos a la vuelta (es decir, para ir desde Boyeros al aeropuerto) y nos cobró 1 CUC. No sé si habrá muchos taxistas dispuestos a hacer el camino de vuelta, pero se podría probar.

Este segundo autobús, la línea P12 dirección al Capitolio, cuesta 0,40 pesos cubanos por persona (2 céntimos de euro; sigo con las conversiones, porque aún a día de hoy sigo alucinada con los precios). Seguíamos sin cambio -el billete menor que nos dieron en la Cadeca creo que era de 20 MN-, pero por suerte una señora que esperaba al autobús nos regaló un peso para que pudiéramos pagarnos el pasaje.

Tras unos 40 minutos – 1 hora (dependiendo del tráfico) el autobús termina su recorrido en Bolívar, casi a la altura del Capitolio. Y desde allí, se llega a todas partes en unos pocos pasos, y además es muy fácil situarse. A no ser que vayáis a Vedado (el barrio nuevo de La Habana), que está al otro lado de la ciudad. Pero vamos, será por autobuses. Desde el centro se llega a todas partes.

A estas alturas estábamos eufóricos en plan: “¡Hemos vencido al sistema!”. Já. Pero ya era algo.

CONSEJO: descargar el mapa “sin conexión” antes de subirse al avión. El ‘street view’ es inexistente en Cuba, pero los mapas están muy completos. Y la aplicación Google Maps será el GPS ideal para moveros y ubicaros en todo momento.

Fue la primera foto que tomé en La Habana, al poco de bajar del autobús. En instagram la titulé como “Back on the road” o algo así. Ane filosófica. 

Cómo buscar alojamiento en La Habana (y en toda Cuba):

Por todas partes hay carteles como este de “habitación disponible”, con el símbolo azul de “arrendador divisa”. Lo mejor es tocar a las puertas y negociar. Dependiendo de cuántos seáis, el total de noches que vayáis a estar en el sitio, y demás.

Los carteles para locales son muy parecidos, pero son rojos. Estas casas tienen licencia sólo para rentar habitaciones a cubanos, y en principio no os van a alojar. Porque si un vecino les denuncia pueden perder la licencia, y por tanto, el sustento. De todos modos (según tenemos entendido), aunque os alojaran, los precios para turistas (que no para los locales) son los mismos que en las casas de renta en divisa.

LA CLAVE: LLEGAR A LA PUERTA POR VUESTRO PROPIO PIE. Literalmente: si alguien os recomienda la casa de un amigo, de un primo o de un hermano… se va a llevar una comisión de 5 CUC por cada noche que os quedéis. Y ese sobrecoste lo vas a pagar exclusivamente tú.

Incluso si alguien os indica cómo llegar a tal casa, aunque no os acompañe, es muy probable que un par de horas más tarde llame al anfitrión para pedirle su comisión. Le preguntará si han llegado unos huéspedes acordes a vuestra descripción, y si es que sí, el anfitrión le tendrá que pagar. Es una norma no escrita, y la cumplen todos, porque si no, ya no van a mandarles a más turistas en el futuro.

Por eso, si alguien empieza a daros indicaciones acerca de cómo llegar a un alojamiento, dadle las gracias amablemente, pero no le dejéis acabar. Repito, hay arrendamientos divisa en cada calle básicamente. Nosotros fuimos en temporada alta, y no nos quedamos en la calle ni una sola noche.

A la hora de negociar, siempre ayuda poder decirles (de verdad, literalmente) “hemos llegados solos y nadie te va a llamar pidiendo una comisión”. Ya solo por eso puedes descontar 5 CUC al precio que te hayan propuesto de entrada.

Esta foto (a pesar de la cara de pocos amigos que maneja Mikel) sirve para hablar sobre alojamientos. Creo que podría estar así de serio porque unos minutos antes descubrimos que habíamos pagado de más por la primera noche (que reservamos con Airbnb).

Hacerte con una tarjeta SIM:

Hay dos opciones: comprar una nueva, o rentar la de alguien.

Es posible que en la tienda haya mucha gente esperando a ser atendida (de hecho, es lo más común, porque son pocas). Si consigues que te atiendan, la tarjeta debería costar en torno a 15-20 CUC si no recuerdo mal.

La otra opción, la de alquilarla, depende mucho del azar. Nosotros pagamos 30 CUC por rentar la tarjeta para un mes y medio aproximadamente. Es probable que alguien te ofrezca una si te ve esperando fuera de la tienda. Y si no, siempre puedes preguntar a quien pase por la calle; porque probablemente sepa de alguien que esté dispuesto a prestártela (a cambio de dinero).

Restaurantes y paladares: la gran diferencia

En los restaurantes (los reconocerás porque la carta está en CUCs) los precios varían desde los 5 CUC por persona hasta lo que quieras pagar. En realidad aquí básicamente sólo comen los turistas, y los platos llevan bien de carne o pescado. De hecho, la carne de res, por ejemplo, sólo la puedes encontrar  en estos restaurantes y hoteles (repito, para turistas). Las bebidas son de lata, por una media de 1-2 CUC por refresco o cerveza.

En los paladares (precios en MN), se puede comer desde 12 pesos cubanos el plato combinado (0,5 CUC) si son públicos. En los de gestión privada, a partir de unos 25 pesos cubanos (1 CUC). Aquí el plato consiste en arroz congrí (o arroz moro, según la zona) y algo de carne o pescado. Digo algo, porque en realidad es un pedazo, y no un corte como tal. La cerveza cuesta alrededor de 1 CUC (en toda la isla, en cualquier establecimiento la cerveza cuesta 1 CUC mínimo), pero también ofrecen jugos de fruta fresca por 3 MN más o menos. Es la opción económica, y es donde comen la gran mayoría de los locales.

Nosotros personalmente, preferimos los paladares. Allá donde fueres, haz lo que vieres. Queríamos comer lo típico que comen los isleños, todo lo que comimos estaba bueno, y tampoco somos de gastarnos el dinero en restaurantes en nuestro día a día.

De todos modos, si vais a ir a restaurantes (al igual que con los alojamientos) es mejor llegar por vuestro propio pie. Un camarero en Santiago de Cuba nos enseñó las dos cartas con las que trabajaban en su local: una para gente que llegaba con uno de sus “relaciones públicas” y otra para los que aparecían allí por si mismos. Literalmente, los platos de la primera costaban el doble. Y no exagero. Pagabas una vez por el plato, y otra por la “recomendación”.

TRANSPORTE O “cómo salir de La Habana sin que te cueste un riñón”:

Esta espinita aún la tenemos clavada. Porque tuvimos que salir de La Habana 3 veces, y cada una de ellas nos fuimos con la sensación de que no estábamos dando con el modo ideal. Pero voy a enumerar cómo lo hicimos cada vez.

TAXI COLECTIVO: para medias distancias.

Desde la calle Bolívar salen los autobuses que van a la estación de Omnibus, que está junto a la Plaza de la Revolución. A un costado de la estación se estacionan los taxis colectivos, y solo hay que esperar a que se llene uno que vaya a tu mismo destino.

Por ejemplo, desde La Habana a Cienfuegos (3 horas de trayecto) nos costó 12 CUC/px. Aunque los otros viajeros nos dijeron que normalmente debería haber costado 10 CUC.

TAXI PRIVADO: éramos 4 y 1/2 (enseguida explico el 1/2) para este desplazamiento, y no todos teníamos días ‘de sobra’.

En este caso nos fuimos hasta la terminal de Omnibus de Villanueva (por mucho que la busque en el maps no la encuentro, pero los cubanos la conocen así). Para llegar, hay que tomar un autobús en la calle Agramonte, junto a la Embajada Española en Cuba.

Luis Miguel (tengo el contacto todavía, si alguien lo necesita) nos llevó a 4 personas hasta Viñales por 70 CUC. Y de camino pasamos por el aeropuerto a dejar un quinto pasajero (el 1/2 que he mencionado antes). Para que os hagáis una idea, en el centro de La Habana nos pedían 140-150 CUCs solo por ir a Viñales; sin contar con el desvío al aeropuerto.

Los coches tienen miles de años, así que tampoco es raro que se estropeen de vez en cuando. Hay que tener en cuenta los posibles contratiempos si se va con prisa. 

Como siempre, para negociar los precios de los taxis, hay que hablar directamente con el conductor. Se le reconoce fácilmente porque lleva las llaves del coche a la vista. Allí donde hay taxis, hay jineteros que quieren “ayudarte” a encontrar a alguien que te lleve; pero las ‘tasas voluntarias’ que les cobran ellos a los taxistas pueden ser de más del 50% de lo que tú vas a pagar. Y eso te deja sin margen de negociación.

Además, por las historias que nos contaron los taxistas -y yo me las creí-, los jineteros de taxistas no son buena gente, y no se merecen tu dinero. Básicamente hacen negocio de extorsionar a los conductores, y eso no está bonito.

CAMIONES PRIVADOS: para largas distancias.

Desde la misma estación de Omnibus de Villanueva salen los camiones hacia el este de Cuba. Por ejemplo, el trayecto desde La Habana a Camagüey cuesta 8 CUC. Un viaje de más de 7 horas y 500 km; para que os hagáis una idea.

Menciono este transporte para largas distancias, porque aunque solo quieras hacer un tercio del recorrido, te van a cobrar el trayecto completo.

*** Desde Santiago de Cuba salen camiones a La Habana por 12 CUC (un trayecto de más de 12 horas) cada poco tiempo desde la misma estación de tren. No son los oficiales, claro, y por eso están en un parking a unos 150 metros, pero no tiene pérdida. En este caso, si vas hasta mitad de camino, te cobraban lo proporcional.

Salen desde un estacionamiento de gravilla que está en la X roja. 

Pero no llegamos a descubrir de dónde cara*** salían estos camiones de vuelta desde La Habana. Preguntamos a todo el que nos encontramos, y nada. Es fácil llegar a La Habana en transporte “público”, pero salir fue misión imposible para nosotros.

VIAZUL: los autobuses para turistas.

No llegamos a subirnos a uno, la verdad.

Los precios son altos para lo que ofrecen, porque tienes que estar en la estación horas antes para conseguir billetes, y tienen muy pocas rutas diarias. Por el mismo precio te desplazas en taxi colectivo; no hace falta planificar nada por adelantado, y salen cada poco rato. Aunque igual acabas un poco apretujado, porque llegan a meter 8 personas (7 más el conductor) en un coche de 2 filas de los años 50.

AUTOBUSES OMNIBUS: exclusivos para cubanos.

No venden billetes a extranjeros, así que de primeras es mejor no contar con conseguir pasaje en éstos. Es posible que te dejen subir si estás esperando en un cruce a mitad de camino; pero muchas veces van completos. Lo dicho; bienvenido sea si llega (porque es baratísimo ‘casi gratis’), pero hay que tener un plan B.

SALIR EN BOTELLA: misión (casi) imposible en La Habana.

En Cuba denominan así el hacer AUTOESTOP; o moverte en aquello que pase por la carretera. A excepción de taxis. Mucha gente se desplaza de esta forma, así que es fácil que te recojan -menos en los puntos más turísticos de la isla, léase Trinidad y La Habana,-. En estas dos ciudades el 90% de la población del centro vive del turismo; así que no te ven a ti, si no a tus euros.

A las afueras de las ciudades, en los cruces de carreteras, etcétera, hay personas vestidas de amarillo: son los puntos amarillos. Por unos 5 pesos cubanos, te ayudan a parar un coche/tractor/autobús/camión que vaya en la dirección que le hayas indicado.

Esto es un punto amarillo. Alguien vestido de amarillo de arriba abajo. 

Hemos perdido un montón de fotos del viaje entre tanta mudanza; más concretamente, todas las que se hicieron con el móvil de Mikel. Por eso la ilustración del post no es la ideal. Por eso, y porque se nos olvidó tomar muchas fotos también. Apuntábamos todo en el diario, pero no hacíamos las fotos pertinentes. Pedimos disculpas. 

GUÍAS #VIAJARSINPRISA PARA CONOCER CUBA:

PICO DEL TURQUINO; la montaña más alta de Cuba. Asciende con nosotros al pico más alto de la isla… directamente desde el mar. Casi 2000 metros que nunca olvidarás =)

 

SANTIAGO DE CUBA Y ALREDEDORES. Un fuerte, un cayo, playas… la ciudad del Oriente tiene muchísimas opciones para disfrutarla.

 

CAYO SANTA MARÍA. Descubre cómo llegar a este paraíso en transporte público (sí se puede) y enamórate de sus amaneceres…

 

BAHÍA DE COCHINOS. El mejor lugar donde hacer snorkel y buceo en Cuba. En nuestra humilde opinión.

 

CIENFUEGOS Y ALREDEDORES. Conoce dónde disfrutar de los mejores atardeceres.

 

RANCHO LUNA. La playa más cercana a la ciudad de Cienfuegos.

 

EL NICHO. Cascadas, pozas y un paraje precioso en la provincia de Cienfuegos.

 

AEROPUERTO DE LA HABANA. Cómo salir y llegar al aeropuerto sin necesidad de tomar un taxi.

4 respuestas a “Consejos para viajar a Cuba”

  1. […] Por lo menos pudimos disfrutar del amanecer por la ventana trasera del camión… * Si te sientes un poco perdido con respecto a las diferencias entre Peso Cubano y CUC, te recomiend… Una vez en Chivirico, salimos a la carretera -que era donde esperaba todo el mundo al transporte- […]

  2. Me ha servido mucho tu experiencia. Aún tengo varias dudas creo que si necesitaré un café y ahora con papel y pluma. Creo que esto pasó por qué los ven con cara de euros 😂 haber como me ven a mi con cara de pesitos mexicano 😂😂😂

  3. […] tercera parada en Cuba -tras la Habana y Cienfuegos– fue la más complicada en cuanto a transporte, pero también fue una lección […]

  4. […] Conoce los dos tipos de moneda, cómo moverte, dónde comer barato, cómo buscar alojamiento y ¡muc… […]

Deja una respuesta

Solve : *
22 − 2 =